Saltear al contenido principal

Los puertos de todo el mundo se preparan para los enormes atascos de carga posteriores a Suez.

Se espera que hasta 1,9 millones de TEU de carga queden atrapados en la congestión de la cadena de suministro provocada por el Canal de Suez, que en breve afectará a muchos de los mayores puertos de contenedores del mundo.

Según nuevos datos de la plataforma de visibilidad de la cadena de suministro Project44, el reciente bloqueo del canal ha provocado un retraso acumulado en las flotas marítimas de 1.072 días.

Y se espera que los puertos más grandes se lleven la peor parte de un aumento a corto plazo de las escalas de buques, ya que los transportistas intentan recuperar los servicios según lo previsto.

Según los datos de Project44, más de 370.000 teu de capacidad están actualmente en ruta hacia el mayor centro de transbordo del mundo, Singapur, que se suman a los 83 buques -que en conjunto equivalen a 299.310 teu- que ya están en el puerto, o anclados y a la espera de descargar, a fecha de ayer.

El panorama es similar en Rotterdam, donde 15 buques, que representan 196.600 teu, llegarán a lo largo de la próxima semana, creando una larga cola detrás de los 85 buques que ya están en el puerto o esperan entrar.

Nueva York se enfrenta a una acumulación de 76.500 teu, que han llegado o siguen entrando desde el Canal de Suez, el puerto Klang de Malasia tiene una acumulación de 103.900 teu y Dubai se enfrenta a 75.879 teu.

A medida que los puertos intentan eliminar este creciente retraso, también se producirá un impacto en la fiabilidad de los horarios de las líneas marítimas, ya que los retrasos portuarios medidos en días también están aumentando, y Project44 calculó que los retrasos en el comercio Shanghái-Rotterdam habían aumentado a siete días, en comparación con los 2,79 días del año pasado por estas fechas.

En la ruta Shanghái-Nueva York, la media de los retrasos en marzo ascendió a 8,05 días, frente a los 1,09 del año pasado, mientras que los retrasos en la ruta Shenzhen-Hamburgo aumentaron hasta los 9,23 días (3,52 en marzo de 2020) y en la ruta Shenzen-Nueva Jersey, la media de los retrasos ha alcanzado la escalofriante cifra de 12,92 días, frente a los 0,29 días de 2020.

Y con esta acumulación potencialmente sin precedentes de carga en las terminales de cajas de todo el mundo, las aseguradoras han advertido que es probable que afecte a toda la cadena de suministro de contenedores y que aumente el riesgo de delitos en el transporte de mercancías, especialmente el robo.

El director de prevención de pérdidas del TT Club, Mike Yarwood, explicó: “Más allá del retraso de la carga a bordo de los buques afectados, inevitablemente habrá un impacto en cadena para los que participan en la descarga de los contenedores en los puertos de destino cuando finalmente lleguen, así como para los transportistas de la última milla. Cuando la carga empieza a llegar, surgen otros riesgos potenciales.

“El riesgo de robo en los puertos y almacenes de carga en este escenario es mayor y se requiere un mayor enfoque en la seguridad. Ya sea simplemente en una zona de retención o almacenamiento de excedentes, o en un almacén temporal, dondequiera y cuandoquiera que la carga no esté en movimiento, es más probable que sea robada.

“Quienes intervienen en la cadena de suministro deben ser conscientes de estos riesgos de seguridad. La diligencia debida, llevada a cabo para garantizar que cualquier proveedor de almacenamiento externo cuenta con los recursos adecuados para satisfacer estas demandas, es una medida prudente a tomar en estas circunstancias”, añadió.


FUENTE: FullAvanteNews

Volver arriba